Descripción

Santiago de Compostela, Ricardo Martínez, 1890. Plata

En el año 1879 tuvo lugar un acontecimiento de especial relevancia para que el resurgimiento del fenómeno jacobeo: el redescubrimiento de los restos de Santiago el Mayor, ocultos en la catedral desde 1589. Años después, en 1884, el Papa León XIII promulgó la Bula Deus Omnipotens aseverando que los restos hallados eran realmente los de Santiago y animando a retomar las peregrinaciones a Compostela. Todo ello conllevó la adecuación de la Tumba Apostólica, que adquirió la disposición que hoy conocemos, con acceso a una cripta por los laterales del altar de la catedral y, con tal motivo, el Cabildo encargó al platero compostelano Ricardo Martínez, que realizó numerosos trabajos para la catedral, una nueva imagen de Santiago. El autor llevó de forma magistral a la plata, colocándolo sobre un alto plinto que le aporta gran majestuosidad, el modelo de Santiago peregrino que hizo Valadier para uno de los candelabros barrocos de la capilla mayor.

Video
Fotos
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad